Obi-Wan Kenobi’s Lightsaber2018-04-08T15:56:58+00:00

Espada láser de Obi-Wan Kenobi

Hace aproximadamente un mes, el 23 de Febrero del 2018, un colega de afición, Santi, me pasó los archivos .stl de esta espada láser de Obi-Wan Kenobi, la espada láser que usa en la primera película, en el episodio 4.

(Star Wars: Episode IV – A New Hope)

Obi-Wan Kenobi lightsaber

Bien, ¡empezamos!

La impresora con la que lo he impreso es una Prusa i3 Hephestos de BQ modificada con husillos y cerrada para mantener una atmósfera estable y caliente. El firmware también está modificado corrigiendo aceleraciones y alguna que otra cosa más.
Las piezas están impresas en PLA a una altura de capa de 0.12 y a una velocidad media de 30mm/s, con la base fría (sin cama caliente). Las piezas más grandes han tardado en imprimirse alrededor de 10h y las más pequeñas en torno a 30 minutos.

Tras descargar todos los archivos que componen la espada, imprimimos de uno en uno o por tandas según el color base, cada parte. Las zonas que de por si ya son oscuras la imprimimos en filamento negro, y las claras en filamento gris.

Aquí podemos ver “el cristal de Kyber” mientras se imprimía, el cristal que genera la luz de la espada, que es la pieza que hace que no se metan los botones si los apretamos. Sin duda la pieza más delicada de imprimir y difícil, aún siendo una de las pequeñas. Va dentro del cuerpo.

Aquí podemos ver la empuñadura una vez impresa. Se pueden ver las capas, y aunque parezca que son muy gruesas en realidad no lo son. Cada capa mide 0.12mm. Así que después de imprimir todas y cada una de las piezas, procedemos al lijado de ellas.

La lija que he usado es de grano fino P320 para quitar las lineas de las capas y de grano muy fino P400 para dejar la superficie lisa.

Aquí podemos ver la empuñadura y el cuerpo que une las dos partes oscuras, después de unas cuantas horas lijándolas, ciertamente parece que no están impresas.

Unos cuantos días después, con todas las piezas lijadas excepto la grande alargada negra, la espada láser ya tiene forma. Procedemos al pintado al estilo envejecido.

Como con pincel el acabado era mucho más basto, terminé comprándome un aerógrafo decente para pintarlo, el cual aprovecharé para pintar las maquetas futuras que haga. La calidad tanto del aerógrafo como del acabado de la pieza tras pintarla es en mi opinión espectacular.

La pieza más grande la he envejecido usando la técnica de la sal. Primero pintamos la pieza de marrón oscuro (óxido), procedemos a mojarla y echar sal, esperamos un día entero para que se seque del todo y sin quitarla la volvemos a pintar de negro.

Cuando la capa de negro se seca, ya podemos quitar la sal (en la foto de abajo se ve un trozo donde la sal se cayó y se ve la capa de abajo marrón, el óxido).

Una vez quitada la sal… el efecto es impresionante, óxido de manera aleatoria en las zonas interiores.

Aquí podemos ver las primeras capas de pintura de los elementos principales de la espada.

La pieza del final, la pieza por donde sale la hoja de luz, la hice con un efecto de carbonilla justo por la zona de emisión, un degradado que ciertamente me costó unas cuantas pruebas, ya que no lo conseguía dejar como yo quería…

Por último, pintamos de nuevo, unas vez secas, las piezas principales de un tono marrón viejo (el óxido).

Ahora pintamos las partes metálicas oxidadas con plata. En este caso he usado plata mezclada con gris cielo y negro. Las diluimos con agua y thinner.

Volvemos a mojar las piezas, y untarlas con sal aleatoriamente.

Una vez seca, pintamos con la mezcla anterior de pintura las piezas enteras.

La pieza negra de abajo, también tiene desgaste, mezclando color plata y color negro conseguimos un color acero, el cual aplicando mediante la técnica del pincel seco en las zonas exteriores crea un efecto de desgaste muy real.

Y este es el resultado, ¡espero que os guste!

Leave A Comment